Zaira Nara es un bomboncito hermoso como ves en las fotos, y además es la hermana de la ‘vedette’ del momento, Zaira Nara. Tiene 18 años, uno menos que su hermana Wanda, y nos parece que le saca ventaja en todos los aspectos excepto en su actitud de petera atorranta (Zaira es mucho más discreta).

Divina Zaira Nara, con un estilo tranquilo y sin las turrerías de su hermana Wanda. Bebota!
Al ver las fotos de Zaira Nara, la primera conclusión que podés sacar es que Zaira no es Wanda. Los padres les mandaron iniciales sacadas del final del abecedario, separadas solamente por una Y griega, quizás como manera de señalar que estén juntas o se parezcan, pero el plan falló completamente porque salvo por alguna similitud física, las dos no se parecen en nada. El contraste entre Zaira y Wanda es total, y no solamente por el color del pelo. La naturaleza parece no haber respetado el orden alfabético, y la que llegó tarde al reparto de caras no fue Zaira sino Wanda, que tiene facciones que parecen una versión trucha o mal hecha de los bonitos rasgos de su hermana. La chica zeta es un bombonazo, con una cara fina y refinada que contrasta con la grasitud intrínseca e imborrable que exuda la trompa de Wanda. Viendo las dos caras, la de Wanda parece ser una imitación en falsa escuadra de la cara de su hermana. El contraste entre las hermanas rubia y la morocha se traslada también a la personalidad: mientras que Wanda no pierde oportunidad de poner su cara, tetas o cola en cuanta producción fotográfica puede, Zaira cultiva un perfil mucho más bajo, y se podría decir que es una figurita difícil ya que es no es fácil encontrar material sobre ella, y eso que su profesión es modelo. Las carreras profesionales de una y otra son también altamente contrastantes: en tanto la rubia (teñida obviamente) Wanda trabaja de escandalizar como “vedette” (evidentemente hoy cualquier atorranta merece ese título), su morocha hermanita es modelo de Dotto, donde explota su estilo más sofisticado y su imagen no tan de atorranta de barrio. La morocha es una chica tranquila, casi tímida, que confiesa que la carrera de modelo le complica los estudios. “Lo más difícil de esta profesión es que se me hace difícil mantener el balance con el colegio”, dice Zaira y la mención al colegio nos recuerda que tiene apenas 18 años, uno menos que su díscola hermana..

La cara de Zaira en primer plano en una foto que muestra el parecido de sus facciones con Wanda, pero en una versión mucho más sofisticada. La nena es modelo de Dotto y viene trabajando bastante bien en el país.

Muy lindo lomito el de Zaira Nara una pena que no salga más seguido en fotos. Fijate esa colita es una delicia.
La modestia de la morocha se refleja hasta en la expresión su cara y contrasta con las actitudes avasallantes de su hermana rubia teñida. “Con los hombres siempre apelo a la soberbia para acercarme a un tipo que me interesa”, cuenta Wandita, “para conquistar a un hombre me hago la que se todo”. La más famosa de las dos hermanas no tiene problema en confesar que es celosa. “Me vuelvo loca cuando una chica habla con el chico que tengo al lado”, dice la rubia, que también confiesa tener una cuota de envidia importante “envidio a las chicas que son súper flacas y pueden comer de todo sin engordar”, cuenta la chica que saltó a la fama desde que se curtió a Diegol. Zaira también marca la diferencia con su hermana en materia de preferencias amorosas, porque mientras su curtida hermana vivió un romance de disco con Maradona, ella estuvo con Lionel Messi, que convengamos es otro nivel en el mundo de las botineras. Cuentan que Wanda se tiró de cabeza cuando vio a Maradona en una disco porque no quería perderse esa oportunidad publicitaria (y quien sabe si conseguía engancharlo, se salvaba económicamente), pero su hermana Zaira hizo lo contrario con Messi: el crack del Barcelona la conoció un día y tuvo que llamar durante meses para que finalmente la morocha del nombre árabe aceptar salir con el futbolista estrella en Europa.

Wanda Nara, zarpada en la producción de fotos y en la vida real. Tenemos mucha información sobre las actividades de Wanda Nara en “la noche”, pero para qué nos vamos a arriesgar a que nos hagan otro juicio más. Es obvio a qué se dedica.

Muy linda y fresca es esta bebota de 18 años que es la hermana menor de Wanda.
S i le piden que elija entre la fama, el dinero o el amor, Wanda contesta que sin dudas prefiere “el dinero, me encanta la plata”. A confesión de parte, relevo de prueba: le gusta más el dinero que el amor o inclusive la fama. La rubia cuenta que “de chica les vendía las muñecas a mis amigas”, una práctica que ya estaba indicando peligrosas tendencias confirmadas hoy (son muchos los notiblogueros que dicen haber estado con Wanda por unos mangos o inclusive gratis). Zaira es una estudiante aplicada que trata de balancear el colegio con el modelaje y logra excelentes notas en el colegio con asistencia perfecta. Su rubia hermana no sólo que no estudia sino que confesó que es tan haragana que “no puedo levantarme temprano, hasta llegué a rechazar propuestas de trabajo para poder dormir hasta el mediodía”. Si bien Wanda está más abocada (peterísticamente) a ser “vedette”, las dos hermanas desfilan y también difieren mucho en su enfoque. Su rubia hermana se toma el modelaje tan poco seriamente que confesó que “mi noche más lujuriosa fue antes de un desfile en Chapelco, tenía que salir a desfilar y no podía despegarme”, cuenta la bebota petera de Munro, “lo que sentí ese día fue impresionante”. Wanda tiene pinta de haber tenido más puestas de espalda que Martín Karadagian y explota su físico al máximo para tratar de hacer un mango. Esta actitud está en total contraste con la inocencia que muestra Zaira, quien cree que “a mi me parece que la gente que va a los desfiles de ropa interior no va a babosearse, van a comprar y nada más”. Muy inocente, como ven. Claro que todas estas diferencias pueden tenerte totalmente sin cuidado, y de las dos hermanas todavía preferís a la rubia justamente porque es la más atorranta con certificado ISO 9000 como petera. Y no te podríamos culpar, porque estas dos hermanas cubren un amplio rango de gustos. Y vos, descontando el objetivo de máxima que sería llevarse las dos a la cama, con cuál de las dos te quedás?fuente http://www.notiblog.com/category/zaira-nara/