Luciana Bianchi no pierde oportunidad de mostrar que tiene “actitud” y rebeldía. Según cuenta, nació pistera porque su papá era corredor de autos, y de chica era más una onda “machona” que onda de modelo o vedette. Dice que nunca entregó nada para poder trepar en la farándula, que todo se dió de casualidad.

Luciana cultiva una actitud de chica formal, pero la boca es bien petera.
Luciana Bianchi medio que engaña. Uno mira sus estudiadas poses con actitud de nenita sexual zafada, la cara de petera tramposa y uno jugaría guita que la mina viene luchando por “llegar”. Llegar a dónde? Bueno, por el momento llegó a laburar para Sofovich, que parece haber perfeccionado la maquinaria que (supuestamente) convierte gatos en prestigiosas actrices. “Arranqué trabajando como modelo por una confusión” dice Luciana como divertida, “me metí a hacer un curso de fotografía y resultó que “Nunca me imaginé que podía laburar de modelo, ya que todas son altas y yo mido apenas un metro sesenta y cinco.”era un casting para modelos”. Lucianita sabe que suena medio raro, y quizás por eso se preocupa de contar que todo se fue dando de casualidad total. “Sofovich me mando llamar cuando vió unas fotos mías”, dice Bianchi al explicar cómo fue que Gerardo le hizo la propuesta para trabajar en televisión cuando ella estudiaba marketing en la UADE y no tenía ninguna experiencia en actuación. Y así llegó la fama. “Al principio no me acostumbraba a que me reconozcan”, cuenta Luciana todavía sorprendida. “En el ascensor de la facultad me decían ¡No me quiero subir! imitando mi personaje de chica que lleva la contra en todo de La Peluquería“, y agrega que todo empezó por una serie de coincidencias, ya que “yo nunca me imaginé que podía laburar de modelo, ya que todas son altas y yo mido apenas un metro sesenta y cinco”. Siempre así, por casualidad y sin querer, es como dice Luciana Bianchi que terminó aceptando que le hagan pelo y barba en La Peluquería primero y mas recientemente lo que llevó a que el champán la pusiera mimosa. Como si todo eso fuera poco, ahora encima pegó la tapa de Notiblog, y juramos que a pesar de lo que explica ella misma más abajo, no le pedimos que entregara nada a cambio. Luciana Bianchi es simplemente una chica con mucho culo, como queda ampliamente evidenciado en las fotos.

Luciana Bianchi quiere demostrar a toda costa que las cosas le salen de puro culo. Y realmente estas fotos nos convencen que está diciendo la verdad, tiene un orto a toda prueba! Es una muy buena combinación, una cola redonda y cara de petera.

Bianchi dice que era pistera ya de chica, por su papá, corredor de autos.
Es como mucha casualidad todo, y Luciana Bianchi lo sabe. “Te juro que cuando era chica era lo mas alejado del modelaje o la TV”, dice con esa boca asimétrica de petera de barrio, “en realidad me la pasaba en talleres mecánicos y jugando con autos y herramientas”. La razón para esa crianza fierrero-pistera es que el padre era corredor de autos, y Luciana fue su primer hijo, con lo cual los primeros años de su vida fueron “de machona”. “Viste la típica nenita que la disfrazan de modelo tipo Barbie y toda la producción? Bueno, a mi nada que ver, yo le robaba los autitos a mi hermano y se los hacia de goma!”. Un contraste impresionante con el presente, ya que ahora Luciana está en la calle Corrientes con “El Champagne las Pone Mimosas”, donde se hizo muy, pero muy, amiga de Belén Francese. “Belén es divina y además emprendedora” dice Luciana para dar pie al chivo rápido y ensayado, “ahora Belén lanzó una línea de ropa interior”, dice Luciana, que acaba de ofrecerle a su amiga de modelar las bombachas y ñocorpis creados por la fértil imaginación de su culona amiga. Esto de hablarnos de la línea de bombachas de Francese que además va a modelar Lucianita Bianchi, estará todo preparado para partirnos la cabeza, o también será esto un genuino producto de la casualidad? Nos imaginamos la producción para el catálogo de lencería con Luciana y Belén —ortito y ortón— con primeros planos de los culos morfándose las bombachas como el caníbal de Alemania comiendose de postre a un diabético.

Le vemos la boquita petera a Luciana Bianchi y nos asalta la pregunta de si habrá alguna relación entre esa boca de labios asimétricos y los otros labios. Si la correlación existe, entonces Lucianita debe tener una entrada más amplia que la estación Avenida de los Incas de la línea B de subeterráneos. Siempre en terreno de imaginar, en la foto de arriba la cola de Bianchi parece ‘abierta’, no? Y ese moño que le pusieron (una casualidad también) parece sugerir que viene regalada. Viendo la cola con el moño arriba, da la sensación de que esconde una escarapela de cuero con más tránsito que la ruta a Mar del Plata en plena temporada.

Bianchi pone la cola en todas las fotos. Ojalá haga lo mismo en privado.
P
or ahora vengo todo perfecto, todo me está saliendo redondito” dice Bianchi y uno le da la razón al verle el culo que, efectivamente, es redondito. Pero queda claro que en otras cosas, en otros temas, se delira mal. “El Facha Martel es una eminencia”, afirma Luciana cuando le preguntan cómo le va con sus compañeros del teatro, y la gente que la escucha la mira como diciendo “El Facha le debe estar dando merca”. Pero Luciana no se entera de las sospechas y continúa diciendo “El Facha hace “Si quisiera, podría entrar en cualquier juego y mañana soy tapa”, dice Lucianade mi tío, y no sabes lo que aprendo con él, te cuenta cosas, historias divertidas de antes, anécdotas, que de repente Gerardo no”. Pero quizás la más increíble de todas las cosas que espontáneamente cuenta Lucianita Bianchi es que dice que hace ocho anos que esta de novia con el mismo pibe, un dato que seguramente van a refutar los notiblogueros que la conocen de la UADE en los comentarios. “Hay que aplaudirlo a mi novio, yo no sé si me lo bancaría” intenta aclarar Luciana y oscurece todo porque uno se pregunta si es una santa qué es lo difícil de bancar. “Sabés que pasa? Yo no voy a hacer algo a cambio de promoción o un laburo en teatro o televisión, viste?”. Dejalo ahí, Lucianita, que realmente te estás enterrando sola tan profundamente como quisieran enterrártela todos los que ven tus fotos. Pero Lucianita es testaruda y vuelve a la carga una última vez. “Si quisiera, podría entrar en cualquier juego y mañana soy tapa”. Bueno Luciana, perfecto. Como ves, ya sos tapa de Notiblog —un medio que tiene más lectores en un día que los que tienen las revistas líderes en todo un mes— y te va a ver mucha gente. Nosotros cumplimos entregando la tapa Luciana, ahora es tu turno de entregar la contratapa a los notiblogueros (vayan sacando turno, a la cola!). Y quedate tranquila, que arreglamos todo para que parezca una casualidad, como te gusta a vos. Posdata: a riesgo de que se arme otra polémica tipo Rocío Guirao Díaz, recomendamos que anal-icen la cola de Bianchi en la foto de arriba (con el orto en la ventana de auto). En la foto expandida van a ver que algo asoma de la zona del orto, una especie de estría radial típica de las escarapelas de cuero hechas. Esto va a traer cola, y nos deja una duda que abrá que bajar a cachetazos. Para todos los notiblogueros y proctólogos aficionados, queda abierto el debate y quizás también el culo de Luciana fuentehttp://www.notiblog.com/category/luciana-bianchi/